Juana Repetto habló de las dificultades para congeniar con su pareja en cómo educar a su hijo

Reconocida influencer de la maternidad, la actriz se refirió a las diferencias con Sebastián Graviotto en la crianza de su hijo Belisario

Juana Repetto con Toribio y Sebastián Graviotto con Belisario
Juana Repetto con Toribio y Sebastián Graviotto con Belisario

Desde hace 6 años, con el nacimiento de su primer hijo, Toribio, la vida de Juana Repetto cambió también en las redes sociales, donde comenzó a compartir la forma en que lo criaba, y las voces a favor y en contra no tardaron en aparecer. Sin embargo, ella siempre se mostró dispuesta a contestar cada uno de los cuestionamientos, dejando bien en claro su pensamiento y cómo se manejaba en su hogar.

En una nueva ronda de preguntas por parte de los seguidores de la hija de Reina Reech y Nicolás Repetto, una de las que más llamó la atención es la que refiere a la forma en que cría a su hijo menor, Belisario, que tuvo con su actual pareja Sebastián Graviotto, teniendo en cuenta que tanto ella como él tiene una hija de una pareja anterior y ella decidió ser madre sola de su primogénito.

“No me gusta la forma de paternar de mi pareja, no abre la cabeza, ¿cómo congeniar?”, fue una de las preguntas recibidas y que Juana decidió responder en forma pública. “Es dificilísimo”, se sinceró, ya que “nosotros que venimos de crianzas absolutamente opuestas con nuestros hijos anteriores lo tenemos que laburar un montón. Cuesta”, admitió.

Juana Repetto y las preguntas de sus seguidores
Juana Repetto y las preguntas de sus seguidores

Según había aclarado recientemente Juana, al ser consultada sobre cómo sería la escolaridad de su hijo el año próximo, afirmó que “fue un año de pensar mucho, de recorrer colegios, de repreguntarme una y mil veces qué tipo de educación quiero para mis hijos y todavía no tengo la certeza sinceramente. Por suerte, todo indica que vamos a poder empezar en un cole que nos gusta”.

“Estoy cada vez más convencida de que el sistema tradicional educativo no va más y a su vez, no creo que me dé la espalda o los recursos para encararlo de otra manera”, agregó Juana, con total sinceridad. “Todo depende de cómo lo vaya tomando Toro. Jamás permitiría que sufra o que tenga una experiencia traumática”, explicó.

Juana Repetto y una postal de descanso junto con sus hijos
Juana Repetto y una postal de descanso junto con sus hijos

Incluso, sobre la posibilidad de que su hijo más chico, de un año, comience pronto el jardín de infantes, aclaró que por el momento no irá a un establecimiento, salvo que encuentre un “jardín rodante”, método utilizado con grupos poco numerosos de chicos, en donde la escuela, como edificio contenedor no existe, y directamente los niños transcurren las jornada de casa en casa participando en diferentes actividades de la mano de una coordinadora”.

Es que sobre la crianza de su primer hijo, Juana afirmó que “en nuestro caso el jardín fue una gran contra. Conoció alimentos que no conocía, muchos de sus compañeritos se alimentan a diario con galletitas dulces y comida tipo: patitas de pollo, milanesa, fideos, hamburguesa, salchichas y esas cosas. Ahora el señor quiere comer eso”, dijo.

La actriz, tras el nacimiento de su primer hijo, se convirtió en una influencer de la maternidad
La actriz, tras el nacimiento de su primer hijo, se convirtió en una influencer de la maternidad

El problema de la alimentación fuera del hogar llevó a que madre e hijo deban llegar a un acuerdo mediante el cual los viernes de almuerza “alguna de sus comidas favoritas”. Para ello, sugirió unas patitas caseras de pollito de granja rebozado. “En el cole de Toro cada uno se lleva su vianda. Por lo que, a pesar de que el colegio sugiere que envíen comida saludable, cada madre le manda lo que quiere”, despotricó.

Juana y el ex Gran Hermano (y sobrino de Silvia Süller) se casaron en una ceremonia muy íntima que tuvo lugar en momentos en que todavía se transitaba uno de los peores momentos de la pandemia y ella lo explicaba así: “Como a todos, se nos pudrieron los planes, creímos que no podríamos si quiera hacer el civil este año y lo logramos. Solos con nuestros testigos, no pudo venir la familia ni toda la gente querida que hubiésemos querido... pero terminaremos de ponerle el cierre con una linda e intimísima juntada familiar”, finalizó.

Seguir leyendo