Mercados: la Bolsa argentina subió por décima sesión consecutiva

El S&P Merval avanzó un 1,2%, a 170.604 puntos, después de haber ganado un 12,4% a lo largo de noviembre. Los bonos en dólares ganaron otro 3%, con un riesgo país en su nivel más bajo en cinco meses

Avanzan los bonos y las acciones de Argentina.
Avanzan los bonos y las acciones de Argentina.

La Bolsa argentina volvió a subir este jueves, para encadenar una serie de diez subas consecutivas, en una plaza selectiva ante recomposiones de carteras en busca de coberturas ante una alta inflación local, en momentos en que las plazas globales mostraban una menor aversión al riesgo.

El índice accionario líder S&P Merval de Buenos Aires ganó 1,2%, a 170.604 unidades al cierre, en un nuevo récord histórico nominal.

Hay que señalar que el referencial líder acumuló en noviembre una mejora del 12,4% en pesos, mientras que desde que empezó el 2022 conserva una mejora de 104,3 por ciento.

“Continúa la demanda en base a apuestas tácticas por sus castigadas valuaciones y un clima más amigable para emergentes”, dijo Gustavo Ber, economista del Estudio Ber. “Ninguna empresa retrocedió en noviembre, sin embargo, el sector financiero fue el de menor alza”, reportó el agente de liquidación y compensación Cohen SA.

Los bonos en dólares ganaron un firme 3% en promedio, con la referencia de los Globales del canje, mientras que el riesgo país de JP Morgan restaba 41 enteros, a 2.207 puntos básicos, en su nivel mínimo desde finales de junio último.

La expectativa por una desaceleración del agresivo sendero de alza de tasas en EEUU mejoró la percepción de los mercados y benefició a los activos emergentes

Los bonos en dólares, que subieron 16% en promedio en noviembre, estuvieron “impulsados en gran parte por la tendencia positiva de los mercados globales en medio de expectativas sobre una desaceleración en el incremento de tasas de interés por parte de la Fed”, explicaron los expertos de Research for Traders.

“Noviembre fue un mes positivo para los soberanos, gracias a una mejora de los mercados emergentes ante las esperanzas sobre una estabilización de la inflación a nivel mundial y una baja en los retornos de los los bonos del Tesoro de EEUU a diez años, sumado a esto las miradas de los inversores sobre las elecciones presidenciales del año que viene a nivel local”, añadieron.

En el contexto global, pesan las declaraciones del presidente de la Reserva Federal de Estados Unidos, Jerome Powell, quien señaló que el frenético ritmo de subidas de tasas de interés de este año podría estar a punto de desacelerarse.

El presidente de la Fed, en su intervención en la Brookings Institution, reafirmó que el banco central podría empezar a moderar su ritmo de subidas de tipos ya en diciembre, cuando el comité de política monetaria celebrará su próxima reunión.

Tenemos que lograr un equilibrio en la gestión del riesgo”, dijo Powell. “Y pensamos que ralentizar (las subidas de tipos) en este momento es una buena forma de equilibrar los riesgos”.

Aunque citó algunas señales recientes de que la inflación se está enfriando, Powell subrayó que la Fed subirá las tasas de interés de referenciamás de lo previsto y los mantendrá durante un periodo prolongado para garantizar que la inflación baje lo suficiente. “La historia desaconseja una relajación prematura de la política monetaria”, dijo Powell. “Mantendremos el rumbo hasta que el trabajo esté hecho ”, recalcó el presidente de la Fed de los EEUU.

Seguir leyendo: