Las claves de la elección legislativa en Estados Unidos: qué se juega Biden y cuáles serán las batallas decisivas

El 8 de noviembre se disputa el control en ambas cámaras del Congreso, gobernaciones clave y temas como el aborto, el cambio climático o el acceso a la salud. Infobae creó una guía práctica para entender lo que se decide. INFOGRAFÍAS

Dependiendo dónde se vota, las preguntas en la boleta electoral varían
Dependiendo dónde se vota, las preguntas en la boleta electoral varían

Es común escuchar que el futuro de una nación se juega en cada una de las elecciones. Pero en el caso de la contienda de medio término que se disputará el próximo martes 8 de noviembre en los Estados Unidos la frase no es una hipérbole sino una realidad. Todas las bancas en la cámara de representantes, 35 bancas en el senado y 36 gobernaciones en la boleta electoral.

De cara a la elección, según la mayor parte de las encuestas en el país, los estadounidenses están votando con las siguientes preocupaciones en mente: la economía y la inflación, la confianza en el proceso electoral, la inseguridad y el aborto. Basado en las soluciones a estos temas que los políticos ofrezcan, seguramente se definirá el futuro de la nación más poderosa del planeta que llega a una nueva elección con un presidente sumamente debilitado y una oposición que no termina de definir si siguen a Donald Trump o dieron vuelta la página. Dependiendo de quién controle el Congreso y de quiénes sean los gobernadores, serán las políticas públicas que se tomen con respecto a estos temas.

Los índices de aprobación de Joe Biden son históricamente bajos. Según la última encuesta de Reuter-Ipsos, el 55 por ciento de los estadounidenses desaprueba la gestión de Biden. Pero desde el partido republicano las cosas no están demasiado claras tampoco. En esta elección se definirá si los votantes siguen fieles a Trump y sus candidatos protegidos, o si el país está listo para otro tipo de candidatos.

Elecciones en Estados Unidos 2022 (Marcelo Regalado)
Elecciones en Estados Unidos 2022 (Marcelo Regalado)

Cámara de Representantes

Sin dudas los ojos de la nación están puestos sobre lo que va a ocurrir en la Cámara de Representantes. Las 435 bancas en la cámara de representantes van a votación, lo que implica que cualquiera de los dos partidos pueden quedarse con la mayoría en la cámara baja.

Al día de hoy, los demócratas tienen el control con 221 bancas, contra 212 bancas republicanas (hay dos bancas vacantes por elecciones especiales). Se obtiene el control de la cámara con 218 bancas.

La mayor parte de estas contiendas no son consideradas competitivas. Muchos congresistas se reelegirán en sus puestos, y otros tantos tienen elecciones “seguras” por la naturaleza partidista de sus distritos.

Pero según un análisis hecho por la cadena CBS hay 81 bancas en verdadera disputa, es decir, en las que los dos partidos tienen posibilidades. Dada la situación hoy, el partido republicano tiene que revertir al menos cinco bancas para que sumadas las dos elecciones especiales (una en Indiana y una en Florida) que se espera resulten en victoria republicana, termine quedándose con la mayoría en la cámara.

Históricamente, en las elecciones de medio término, el partido del presidente en ejercicio pierde el control del Congreso. Esto lógicamente le daría una ventaja a los republicanos.

Históricamente las elecciones de medio término suelen beneficiar al partido de oposición
Históricamente las elecciones de medio término suelen beneficiar al partido de oposición

Pero en elecciones especiales que se llevaron a cabo en los últimos meses, temas como el aborto, han energizado a un grupo de votantes que no siempre suele salir a las urnas (mujeres de suburbios), inclinando la balanza a favor de los demócratas. Sin embargo, la economía en mal estado y la inseguridad, son causas que están motivando a la base republicana a salir también.

¿Por qué es importante el control de la cámara Baja? Porque como una de las dos cámaras del poder legislativo, allí se desarrollan y se aprueban las leyes federales. Es decir, es muy poco lo que el poder ejecutivo puede hacer si no cuenta con el apoyo del legislativo.

Dependiendo de quien se quede con el control de la cámara, se determinará quien preside esa cámara. Actualmente Nancy Pelosi, del partido demócrata es la presidente, pero si los republicanos ganan, lo más probable es que Kevin McCarthy sea el nuevo presidente. Presidir la cámara de representantes es estar en el tercer lugar en el escalafón de poder en los Estados Unidos, solo por detrás del presidente y el vice-presidente.

Senado

Entre las 10 bancas más reñidas en la elección al senado está la de Marco Rubio, senador republicano por Florida. Si bien esta segunda reelección no le está resultando tan sencilla a Rubio, se espera que al final del día logre la victoria
Entre las 10 bancas más reñidas en la elección al senado está la de Marco Rubio, senador republicano por Florida. Si bien esta segunda reelección no le está resultando tan sencilla a Rubio, se espera que al final del día logre la victoria

De las 100 bancas en el senado federal (2 por cada estado), hay 35 en la boleta. Actualmente, los demócratas controlan el senado con 48 bancas, dos bancas independientes que suelen votar con los demócratas, y el voto que desempata de la vice-presidente Kamala Harris, quien preside el senado. Por lo tanto, para que haya un cambio en el poder, los republicanos deben retener todas sus bancas y revertir al menos una banca actualmente demócrata.

De las 35 en disputa, 21 son bancas actualmente republicanas y 14 demócratas. En la mayoría se presume que no habrá cambios, pero en 10 de las bancas en cuestión hay una dura batalla.

En Arizona, Georgia, Nevada y Wisconsin, las encuestas dan un empate entre los candidatos demócratas y republicanos, del resultado final dependerá el control de senado. Florida, Carolina del Norte y Ohio se presupone que votarán republicano, mientras que Colorado, Pensilvania y New Hampshire se espera que voten demócrata.

Gobernadores

Gobernaciones que mantienen en vilo a los Estados Unidos (Marcelo Regalado)
Gobernaciones que mantienen en vilo a los Estados Unidos (Marcelo Regalado)

El martes habrá elecciones a gobernador en 36 estados más 3 territorios. En 31 de estas contiendas los actuales gobernadores están buscando la reelección.

En algunos casos, como Florida, la elección es jugada cantada (es altamente improbable que Ron DeSantis no gane la reelección). Pero en cuatro estados la situación no es tan clara.

En Oregon todo puede llegar a pasar. El presidente Biden ha visitado varias veces este estado en los últimos meses intentando apoyar a la candidata demócrata Tina Kotek. Pero la situación está complicada para los demócratas allí, pese a que este partido ha controlado el estado desde el 1982. Mientras el voto demócrata probablemente se divida entre Kotek y un ex demócrata moderada que ahora se lanzó como independiente, Betsy Johnson, la candidata republicana, Christine Drazan pisa cada vez más fuerte. Las encuestas dan una leve ventaja a Drazan, dentro del margen de error.

En Michigan, si bien la gobernadora demócrata Gretchen Whitmer siempre ha sido popular, la republicana Tudor Dixon ha logrado cautivar a gran parte de los votantes, y todo puede pasar.

En Oklahoma, un estado tradicionalmente republicano, el actual gobernador Kevin Stitttiene una fuerte contendiente en Joy Hofmeister, una ex republicana ahora inscripta como demócrata que le está disputando la gobernación.

Por último, en Nueva York, la situación es compleja. Andrew Cuomo llegó a resonar con posible candidato a la presidencia cuando se convirtió en la cara de la lucha contra el COVID 19 cuando era el gobernador de Nueva York. Pero luego llegó el escandalo de los abusos sexuales y se vio obligado a renunciar. En su lugar quedó la vice-gobernadora Kathy Hochul. Hochul busca ahora una reelección, y si bien es popular, nadie se atreve a afirmar que le ganará al candidato republicano Lee Zeldin. La contienda ha tomado tanta relevancia nacional que por el lado republicano Ron DeSantis ha viajado para apoyar a Zeldin, y por el demócrata desde Bill Clinton hasta Barack Obama han salido a hacer campaña por Hochul.

Seguir leyendo:

TE PUEDE INTERESAR