El Tribunal Supremo de Brasil citó a declarar a la diputada bolsonarista que persiguió con un arma de fuego a un seguidor de Lula da Silva

La aliada ultraderechista publicó un vídeo en redes sociales en el que asegura haber sido atacada por un hombre negro. Sobre la persecución se defendió al decir que solo trataba de retener al atacante hasta la llegada de la policía

El Tribunal Supremo de Brasil citó a declarar a la diputada bolsonarista que persiguió con un arma de fuego a un seguidor de Lula da Silva.
El Tribunal Supremo de Brasil citó a declarar a la diputada bolsonarista que persiguió con un arma de fuego a un seguidor de Lula da Silva.

El juez del Tribunal Supremo Federal brasileño, Gilmar Mendes, autorizó este sábado la citación a declarar de la diputada federal bolsonarista Carla Zambelli, quien persiguió a un hombre pistola en mano en plena calle un día antes de la segunda vuelta de las elecciones presidenciales tras una discusión política en Sao Paulo.

Mendes pidió citar de forma “inmediata” a Zambelli y avala así parcialmente una solicitud de la Fiscalía General de la República para una investigación preliminar para decidir sobre una posible indagación a instancias del Partido de los Trabajadores y de varios abogados.

El juez Mendes citó como posibles delitos los de posesión ilegal de arma y disparo de arma de fuego, por lo que pidió una investigación por “discusiones políticas relativas a las elecciones y al posicionamiento político-partidario de la diputada federal” Zambelli.

La diputada escuchó a un grupo de personas corear el nombre de Luiz Inácio Lula da Silva al salir de un restaurante de Sao Paulo. Tal y como ha relatado la propia Zambelli, al salir a la calle “estaba maldita”.

Los videos difundidos en redes sociales muestran cómo la diputada se encara e intenta agredir un hombre después de que este grita: “Mañana, Lula”. El hombre se aleja y ella lo persigue, pero la diputada cae en una acera, aunque tiempo después mostró el golpe en la rodilla como prueba de que fue agredida.

La diputada publicó un vídeo en redes sociales en el que explica “su versión” donde aseguró haber sido atacada por un hombre negro y haber trasladado a la Policía estos hechos. Respecto a la persecución, se defendió al decir que solo trataba de retener al atacante hasta la llegada de los agentes a la zona.

“Fui agredida hace poco, me empujaron al suelo. Un hombre negro, usaron a un hombre negro, para ir contra mí. Eran varias personas. Estaba saliendo de un restaurante y varios hombres se aproximaron. Había una mujer con una camiseta roja al lado”, describió Zambelli, todo un símbolo del bolsonarismo más radical.

La diputada, tercera más votada en el estado de Sao Paulo, aseguró en su cuenta de Instagram que la llamaron “hija de puta, prostituta” y que la escupieron “varias veces”.

“Cuando me empujó, salí corriendo detrás de él, le dije que iba a llamar a la policía y que tenía que quedarse esperando. Él escapó, saqué el arma y fui corriendo detrás de él para que parara. Tuvo miedo y fue a parar a un bar”, narró.

Sin embargo, otro video del suceso que también circula por Internet parece desmentir la versión de Zambelli. En él se ve a un grupo de personas, entre ellas la diputada, al parecer en medio de una discusión en mitad de la calle.

Zambelli está autorizada para portar un arma por su condición de diputada federal. Sin embargo, el Tribunal Superior Electoral de Brasil prohíbe a civiles y policías que no se encuentren de servicio el día anterior a la elección portar armas a menos de 100 metros de un colegio electoral.

(Con información de Europa Press)

Seguir leyendo:

TE PUEDE INTERESAR