El líder del PP de España visitó Buenos Aires y afirmó que espera que en las elecciones 2023 “prosperen las alternativas” en su país y también en Argentina

Alberto Núñez Feijóo se reunirá con el expresidente argentino Mauricio Macri; el jefe de Gobierno de la ciudad de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta; y con la presidenta del PRO, Patricia Bullrich


Alberto Núñez Feijóo visitó la feria de comunidades en Buenos Aires.
Alberto Núñez Feijóo visitó la feria de comunidades en Buenos Aires.

El presidente del Partido Popular (PP) de España, Alberto Núñez Feijóo, dijo este domingo que la situación económica, política e institucional entre Argentina y España tiene “muchos puntos de encuentro”, por lo que también espera que gane la “alternativa” en ambos países en las elecciones de 2023, en su gira por el país suramericano como candidato a presidente del Gobierno español.

“Espero una alternativa en España y, porque nos interesa mucho este país, que la alternativa en Argentina prospere”, tras señalar que “hay muchas concomitancias en este momento” entre los dos países y recordar que también coinciden en que en 2023 hay elecciones presidenciales, dijo Núñez Feijóo a los medios apostados al inicio de la feria de comunidades en Buenos Aires.

“Espero que en 2023 iniciemos un nuevo rumbo” basado en el “crecimiento económico”, la “moderación”, la “centralidad”, “dar facilidades” para la inversión en los dos países y que ambas economías “vuelvan a crecer”.

Núñez Feijóo se reunirá, en su gira por Buenos Aires, con el expresidente argentino Mauricio Macri (2015-2019); el alcalde de la ciudad de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta, y la presidenta del Propuesta Republicana (PRO), Patricia Bullrich.

Sobre los tres integrantes del PRO existen especulaciones sobre una posible candidatura a presidente en 2023, como opositores al peronismo de Alberto Fernández y Cristina Kirchner que gobierna Argentina desde 2019.

El candidato del PP recordó que ambas economías son las dos que “peor se han comportado” durante la pandemia de covid-19, la deuda pública está “desbocada” y ambas naciones tienen un “Gobierno débil y dividido”.

“Es imprescindible” recuperar las tasas de bienestar, bajar la pobreza, bajar la deuda pública y recuperar la autoestima”, propuso Núñez Feijóo.

Feijóo inició el viernes pasado en Uruguay su primera gira por Latinoamérica como jefe de la oposición española, en un viaje que lo trajo este domingo a Argentina y seguirá por Chile y Ecuador, donde se reunirá con líderes políticos y de la sociedad civil y empresarial.

Indicó que para un candidato a la presidencia del Gobierno de España, el Mercosur, Latinoamérica y Suramérica tienen que “ser su prioridad en su política” no sólo exterior sino interior por los miles de españoles que residen en la región.

Y que dentro de esas prioridades del PP, que espera que sea un compromiso de Gobierno, incluye “volver a girar España a Latinoamérica” e “impulsar a la Unión Europea” para establecer mecanismos de cooperación, tratados de libre comercio, compromisos culturales y de defensa con América Latina.

Feijóo seguirá su gira latinoamericana por Chile y Ecuador
Feijóo seguirá su gira latinoamericana por Chile y Ecuador

Una ley específica para descendientes españoles

Feijóo se comprometió este domingo a impulsar “una ley específica” para la recuperación de la nacionalidad de los descendientes españoles, en su gira por Argentina como candidato a presidente del Gobierno español.

Núñez Feijóo dijo a los medios apostados al inicio de la feria de comunidades en Buenos Aires que ha sido “un grave error” que dentro de la ley ideológica firmada por Bildu, el partido político heredero de ETA, se haya incorporado un derecho civil como es la recuperación de la nacionalidad de los descendientes españoles.

Además, indicó que abrirá un “contexto de negociación” para desembocar en una ley específica “fuera de planteamientos ideológicos y fuera de rencores” y “para desvincular la nacionalidad de la ideología y de los acontecimientos lamentables que vivió España con la guerra civil y la dictadura”.

El presidente del PP señaló que la llamada ley democrática es nombrada por el Partido Socialista como “ley de nietos” para “ocultar” que es una ley “ideológica que reabre los rencores de la guerra civil”. Y consideró que “eso acredita la debilidad del Gobierno” y que “en este momento depende de la extrema izquierda de Podemos y de los independentistas vascos y catalanes que nunca han creído en la Constitución y que nunca han creído en la transición democrática y que están con un planteamiento revisionista”.

Seguir leyendo:


TE PUEDE INTERESAR